Tierra de Neftalí

0
252
Tierra de herencia de Neftalí
La tierra de Neftalí se observa en color amarillo en la imagen. Estaba ubicada al norte, entre la tierra de Aser y la tierra de Manasés al este.

La tierra de herencia de Neftalí o, simplemente, tierra de Neftalí, fue profetizada por Moisés y repartida por Josué después de la conquista de la tierra prometida de Canáan. Estaba ubicada al norte de la tierra, entre la tierra de Aser y la tierra este de Manasés y lindando también con las tierras de herencia de las tribus de Zabulón y Judá. La parte ocupada por Neftalí se corresponde con el territorio conocido como la alta Galilea, lugar que fue crucial siglos más tarde para el ministerio de Jesucristo.

La distribución de la tierra de Neftalí por Josué

Después de haber repartido tierras a las tribus de Judá, Efraín y Manasés, Josué procedió  a repartir el resto de las tierras de herencia para las demás tribus. Para ello, mandó a sus hombres a escribir una descripción de las tierras restantes y las dividió en secciones; tras lo cual, Josué y Eleazar echaron suertes, lo cual determinó la tierra de Neftalí que serviría de herencia a los neftalitas (los miembros de la tribu de Neftalí).

32 La sexta suerte les tocó a los hijos de Neftalí, a los hijos de Neftalí, conforme a sus familias.
33 Y su límite es desde Helef, desde Alón-saananim, y Adami-neceb, y Jabneel, hasta Lacum; y sale al Jordán;
34 y dobla de allí este límite hacia el occidente a Aznot-tabor; de allí pasa a Hucoc, y llega hasta Zabulón al sur, y al occidente limita con Aser, y con Judá en el Jordán hacia donde nace el sol.
35 Y las ciudades fortificadas son Sidim, Zer, y Hamat, Racat, y Cineret,
36 y Adama, y Ramá, y Hazor,
37 y Cedes, y Edrei, y En-hazor,
38 e Irón, y Migdal-el, Horem, y Bet-anat, y Bet-semes; diecinueve ciudades con sus aldeas.
39 Esta es la heredad de la tribu de los hijos de Neftalí, conforme a sus familias; estas ciudades con sus aldeas.
(Antiguo Testamento, Josué 19:32–39 • AT, p. 400)

De todas estas ciudades mencionadas, la más importante era Hazor ya que, como se menciona en Josué 11:10, era anteriormente cabeza o ciudad principal de varios reinos, y su ubicación era estratégica. La distribución de la tierra de Neftalí incluía también una ciudad de refugio en Cedes (Josué 20:7) y dos ciudades levíticas reservadas para la descendencia de los gersonitas (Josué 21:32).

Relación de la tierra de Neftalí con Galilea

La región circundante a Cedes es la que fue conocida como Galil, nombre que después se extendió para denominar a toda la división norte de Canáan. Con el paso del tiempo, se establecieron allí, entre las montañas, un gran número de extranjeros, por lo que la región terminó por ser conocida como “Galilea de los gentiles”. Es con ese nombre que se cita en el Nuevo Testamento para describir el cumplimiento de las profecías de Isaías con relación al ministerio de Jesucristo.

12 Cuando Jesús oyó que Juan estaba preso, volvió a Galilea;
13 y dejando Nazaret, vino y habitó en Capernaúm, ciudad marítima, en los confines de Zabulón y de Neftalí,
14 para que se cumpliese lo que fue dicho por medio del profeta Isaías, cuando dijo:
15 Tierra de Zabulón y tierra de Neftalí,
camino del mar, al otro lado del Jordán,
Galilea de los gentiles;
16 el pueblo asentado en tinieblas
vio gran luz;
y a los asentados en región y sombra de muerte,
luz les resplandeció.
(Nuevo Testamento, Mateo 4:12–16 • NT, p. 1508–1509, negrita agregada)

Explicación de la bendición profética de Moisés para la tribu de Neftalí

En la bendición profética de Moisés para las doce tribus de Israel, se predice la ubicación de la tierra de Neftalí en la tierra prometida de Canáan de esta manera:

23 Y a Neftalí dijo:
Neftalí, saciado de favores
y lleno de la bendición de Jehová,
posee el occidente y el sur.
(Antiguo Testamento, Deuteronomio 33:23 • AT, p. 366)

Sin embargo, esto no coincide con la ubicación de la tierra de herencia de Neftalí que fue, más bien, al norte. Al parecer, somos aquí víctimas de las jugarretas de una mala traducción de la Biblia en este pasaje. El comentarista Ralph K. Hawkins lo explica así en el Diccionario Bíblico de Lexham:

“Es posible que en el hebreo de Deuteronomio 33:23 se lea originalmente “tierra alta” (מָרוֹם, marom) en lugar de “sur” (דָּרוֹם, darom), ya que se dice que la tribu de Neftalí vivió en las “alturas” (Jueces 5:18). Esto concuerda con la asignación de Neftalí en el lejano norte. Christensen conserva la lectura del texto masorético de “sur” y lo toma como referencia a las costas meridionales del Mar de Galilea (Christensen, Deuteronomio, 855).” (Ralph K. Hawkins, The Lexham Bible Dictionary, 2016).

De manera que, de acuerdo con esta explicación, los traductores confundieron el significado de la palabra original hebrea “marom” (tierra alta) con “darom” (sur). Esto coincide con la descripción posterior de la tierra en Jueces 5:18.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here